La marca recordatoria.

Cogió el objeto más punzante que tenía por casa para poder imprimirse una marca que durara hasta el día de su putrefacción.Se le ocurrió bautizarla con el nombre de la marca recordatoria.

Examinó el trozo de carne que era,eligió y empezó poco a poco,con la tensión por los suelos y una lata de cola al lado por eso de los mareos.En principio no consiguió nada,solo el típico arañazo blanco de haber rascado la piel seca (paró un segundo para apuntarse con boli en el brazo que tenía que comprar crema).Tomó aire,bebió,apretó y comenzó a doler mientras pensaba ¿Merece la pena pasar este mal rato? Sabía que normalmente tras cada herida la cicatriz había acabado desapareciendo,exceptuando alguna que quedó perpetua no por excesiva gravedad,sino por capricho o vaguedad de su propio cuerpo,pero dejó de darle tantas vueltas y clavó gritando !es la marca recordatoria! !es mi marca recordatoria!  

Ya estaba marcada.

En el fondo le hacía gracia,pero esas niñatadas eran reconfortantes.Se le había ocurrido ese mismo día porque no quería olvidar esa etapa de su vida,o mejor dicho su vida hasta ese momento.Necesitaba algo que le recordara siempre esos días en los que dudó si seguir o no seguir,y de ese modo poder apreciar la decisión de haber continuado,o arrepentirse al ver que todo seguía estático en sus entrañas.

Entonces llegado el momento,si al mirar esa marca recordatoria cayera en la cuenta de que no había logrado cambiar nada,con la sola diferencia de tener arrugas y un cúmulo de instantes de relleno.Si tras todo lo vivido y no vivido no había evolucionado;si seguía escupiéndose y rechazándose tanto,hincaría algo más cortante en esa misma costura.

Sí,abriría esa puertecita,ese recordatorio del sinsentido.Abriría con una llave en forma de cuchilla,sentada frente a un espejo y dejando caer al suelo esa sangre basta que no había tenido valor de aprovechar la muy furcia. 

 

Anuncios

¡Ay el amor! ¡Ay el vino!

Es el amor carnal como el amor al vino.Puedes depender de él,puedes entregarte por entero mientras allana cada recoveco de tu mente y termina pudriéndote,o ser fuerte y jamás sucumbir,disfrutando despacio,sin apego,dándote a ello en dosis controladas hasta convertirte en un gran catador.


Carmen estudia ruso.

La gente con la que había salido esa noche andaba cada cual con su historia.Que si uno borracho,que si la otra flotaba,los otros ligando incluso con arcadas.Todos iban a su bola,eso sí sin parar,amagando pasos de baile idénticos sonara lo que sonara.

Carmen se estaba empezando a desesperar,la etiqueta de la cerveza había ido a parar al suelo hacía un buen rato y la música aceleraba a ocho cigarros por hora.Miraba y nada,música de mierda,nada de lo que había tomado había hecho su efecto,no veía a ningún conocido interesante a quien comerle un poco la oreja.La cerveza que se había pedido ya amargaba así que fue a la barra a pedirle un cubata a la pija tetona,también de mierda.Cuando ya estaba con la poción en la mano vio al tío de la cafetería en la que desayunaba los martes y los jueves antes de las clases de ruso.Porque Carmen era muy muy pro-rusos.Mucho.Sobretodo si trabajaban en alguna obra o hacían chapuzas.Era tan bello y bestial cuando la pintura y la masilla dejaba aquel glorioso rastro de pegotes blancos pegados a esas grandes manos,callosas manos,a los brazos,a sus protuberantes venas…

Locura.

Siguiendo con el hilo,el local donde trabajaba ese chico carecía por completo de armonía.El cartel era negro con letras verdes que decían “Sting” (sí,en tributo al cantante) aunque era una cafetería,y solía cerrar casi de día.Era un sitio penoso en el que solo se escuchaba el televisor de fondo,eso sí,elegantemente colocado en uno de esos soportes blancos,cutres,que se anclan a la pared.Para colmo la pared estaba,vamos a decir,adornada,con un par de fotografías firmadas de “The Police” y un cuadro de marco negro donde desterrada de su hábitat se encontraba una púa de Sting comprada por ebay.Ah,y en la puerta del baño de las chicas ponía Roxanne.

Y pensándolo por encima,como veía que su gente estaba demasiado animada y la noche no tenía pinta de acabar Carmen decidió más por aburrimiento que por ganas,comprobar si el cálido trato que le profesaba el chico de los martes y los jueves tenía cierta exclusividad o si en territorio de caza era ella conejo moteado como el resto de monadas.Ella fue,derechita,para enterarse de una vez si éste veía en ella ese “algo” que hace mirar “más allá del polvo”.

-¡Hombre Alberto! ¿qué tal?

-Pero bueno ¡¿y tú de dónde sales?! ni te había visto.

-Ya,es que hoy ni es martes ni es jueves por eso no me esperabas.

-Cierto,cierto,he tenido mucha suerte.

-La has tenido sí…y bueno ¿qué haces? ¿te ibas ya o es que te gusta mucho tu chaqueta?

-Bueno,justo le decía a mi amigo que me dejara el móvil para pedir un taxi,el mío se me ha olvidado.No suelo salir por aquí y es un poco animalesco este ambiente,no sé.

-¡Muy! animalesco diría yo,hace gracia muchas veces.

-Sí,y cansa también.Además como me espera un porro en casa pretendía ir a su encuentro,pero oye,de todos modos no tengo ninguna prisa.Si te apetece me quedo,si quieres y tomamos algo más.Arriba hay una terraza y parece que ahí se puede hablar sin gritar,que para un día que te encuentro fuera del bar…ya sabes cómo es mi jefe,no me da tregua.

-Sí,menudo es el amigo eh.Te tiene bien atado…

-Mucho,me tiene harto,y claro no me deja entablar apenas conversación.El caso es que tengo curiosidad,así que si te apetece me apetecería hablar un rato contigo.Que por cierto ya te he visto varias veces leyendo y a mi me encanta.El otro día por ejemplo alcance a ver que estabas con Kafka en la orilla,que está de puta madre ¡ah sí! y la semana pasada con Werther,entonces…

-¡Mierda!

-¿Qué pasa?

-Lo siento,espera,es que tengo que salir un momento.Acabo de ver a mis amigas salir,llevan las llaves de mi casa.Están borrachísimas,ni se acordarán,y si se las llevan me la lían…

-No te preocupes,te espero,voy un segundo a pedir y vuelvo aquí.

Ni idea de cuánto tiempo estuvo esperando Alberto a Carmen.Ella se fue andando a casa,comiéndose una bolsa de pipas peladas.Qué ricas madre (pensaba),y prácticas.Se marchó dándole vueltas a su mapa mental de cafeterías para elegir otra en la que desayunar los martes y los jueves.Y mientras se ponía la camiseta de dormir pensó en la suerte de Alberto.Y en que seguro que él no apreciaba esa suerte.

Carmen.34 años de tía lista,morena y resultona.Hablaba por los codos y a la vez escuchaba.Le interesaban infinidad de temas,ella sabía.En cambio,por más que observaba,por más que le contaban,por más que vivía en toda su vida,jamás,le había interesado nadie más allá del polvo.


Para Alejandra Pizarnik.

Si hubiera vivido a la par que Alejandra la buscaría,para decirle que mi mayor desgracia es tener esta cabeza mía,una de esas mentes,similar a la suya.Destructora,puerca y dañina.Demasiado justa,terca,también injusta,tan fea,pura y pervertida.Borrosa distorsionada,tediosa;amante,solitaria y excesiva,obsesiva.
Le diría que la envidio y la desprecio,que me da asco hasta la arcada,que la odio.En cambio también sé que lloraría y le diría: te admiro,te adoro,te compadezco.Te entiendo y no te entiendo nada,no quiero.Tú puedes,y sin embargo eres tan pusilánime,tan cerda.Somos tan cerdas.
Tras presentarme le propondría verla con frecuencia durante el resto de mi vida.Para repartir el peso,para dar largos y cortos paseos,para vernos y hablar durante horas,para estar una al lado de la otra,sin mirarnos,callando noches enteras,fumando libros,leyéndonos.Pasaríamos interminables ratos riendo,creyéndonos más que el resto,más que aquellos que respetan la propia existencia.Estar juntas y sentirnos de tan raras,las más comunes.

Miraría sus ojos tan apagados y grandes para que se diera cuenta de que le quito algo,de que le quito todo;que nos arrebatamos gran parte de nuestra individualidad,de nuestra esencia,que apesta pero es popper.
Sería un espejo del cual podría yo escapar,romperlo,siempre sangrando.Me la imagino así,me imagino con ella así,queriéndola.Nos veo,y yo escupiendo a su espalda,a su cara,cogiendo su cuello,y me deshidrato.Pero allí en el mismo sitio seguimos luego bebiendo.Ella de mí,yo de ella.

Sería un amor equivalente al odio mutuo,al odio propio.Amor igual al que padezco por mí,excepto por la vital diferencia que tiene el poder de la elección.Podría elegir si volver a verla o no;si volver a olerla o no.De ella podría escapar,perder el rastro,darme un golpe en la cabeza y olvidar.Por eso me hubiera gustado tenerla,porque después me iría a mi casa,o donde fuera,cualquier lugar donde no hubiera Alejandra.

Y es que escapar de mí no puedo,y sí podría de ella.Siempre vuelvo a casa,me persigo aunque me eche,los pellizcos no me espantan.Soy la sombra de mi sombra,y nunca conoceré a Alejandra.

Imagen


Yann Tiersen: Sur Le Fil (violín & piano)


Cómo soportar

Cómo soportar que siga existiendo.Cómo soportar saber que sigue ahí,disfrutando de sabores,de olores,de roces,de oxígeno.Que reirá.Esto es lo único que me viene a la cabeza constantemente.

Por qué se puede meter en la cárcel a quien terminó con las constantes vitales de un cuerpo y no a quien arrebató la esencia de una persona,de muchas,deliberadamente,y lanzó por los aires al mundo la idea de que él no hizo nada,que todo es fruto de una pobre loca que de tan ida ha logrado materializar todas sus locuras como por arte de magia.Por qué la naturaleza no creó una gran isla donde reunir a todos los sanguinarios,a todos los exterminadores,a los depredadores,a los que se empeñan en saborear lágrimas,gritos y llantos que piden poder vivir en paz,alejados de toda mierda.Por qué ha permitido que respiremos coágulos con forma de declaraciones de amor falsas,que se transforman en alfileres salientes por los poros de la cara.Por qué nos deja tirados en este recinto cerrado lleno de espejos rotos,con la única opción de ir raspando la cal de la pared,sangrando las manos,para hacer un pequeño agujero por el cual quizá alguien te escuche y quiera echarte una mano que no podrás ya tomar por las heridas.

Por qué la naturaleza es así.Por qué el empeño de no querer darme cuenta de que yo soy esa naturaleza,de que soy yo misma la que segundo tras segundo se empeña en hacerse todo ese daño.


La futura muerte de nadie.

Ese día despertarás tras seis horas de chirrío dental en tu descampado con sábanas,en la última ciénaga.Habrás reformado y fumigado con tu aura verde botella,esquina por esquina,para eliminar cualquier resto de verdad posible en el ambiente.Tú nunca fallas,lo sabes todo sobre el arte de mimetizarse.

Sí,despertarás tan normal con tu gesto inerte,adornado con virutas de tabaco adheridas a tus escamas,por ese sudor inocuo e inservible que jamás ha desechado la mierda que has ido acumulando a lo largo de tu empalagosa película.Tus filias más oscuras,tus favoritas,desde tu infancia han ido formado un equipo en tu mente con el papel más decisivo.Hace tiempo acordaron el cese de toda depuración corporal,y así eres.En tu interior hay cabida para lo inimaginable y lo lamentablemente imaginable.

Recuerdo que siempre te has considerado un ser melódico,cosa graciosa,lo de un ser.Podría verse así, un cuerpo que es un piano revendido hasta el desgaste de las patas y el violín chirriante de imitación,como la mente envilecida que tienes.

Violín.Violar.Volar.

“Volemos juntos cariño ¡mi amor! Seamos los dos.Aceptémonos,yo lo hago contigo.Tan solo tú y yo,en la mierda,con nuestras mentes, difíciles,diferentes,quiero cuidar tu mente y que tú cuides la mía.Los demás no existen”

Jamás.

Violas,lo haces.Violas almas,y no,las mentiras no tiene alas.Y drogas cuando mientes,como quien droga a personas para conseguir entrar en ellas,tú mientes a personas para poder entrar en ellas. ¿Qué eres? No sé qué eres.Simplemente no eres.

Por cierto ¿Al final quién no existe? Pues tú.Tú eres el que no existe,el que no ha existido nunca.Tu muerte no será muerte pues lo que nunca ha existido nunca desaparece.

Te despertarás sabiendo que ha llegado el día,sin lugar a ninguna duda,sin lugar para el asombro,e intentarás vestirte para la muert.Pero ya no importará qué ropa elijas,tu disfrute llegó a su fin.Pondrás los pies en el suelo,el peso de la culpa encorvará tu blanda espalda obligando a tu cabeza a bajar.Solo tendrás derecho a ver la mierda que se va posando en el suelo.

Cada una de tus víctimas se ha llevado consigo un tajo desgarrado de ti pegado a su zapato,cosa que poco a poco te ha ido empequeñeciendo.No te preocupes,tendrás ataúd a tu medida,una caja de algún par de zapatos tuyos,de esos que utilizaste para pisar lágrimas,ahogos y tiempo de otras personas que tenían más derecho a elegir que tú.Ladrón de tiempo,de etapas,de vidas.

Tus ojos sádicos,tan opacos,de mirada ausente y malsana,enrojecerán adquiriendo el color de la sangre que envidiaste en otros.Un velo viscoso te nublará la vista,y ya no volverás a ver tus faneras,no podrás admirar esa caricatura diabólica que has fabricado con calma,con mal gusto y paciencia,con retales que has ido arrancando,historias inventadas,robadas,deformadas como tú.

Se abrirá una ventana de golpe,entrará la poca luz despistada que aún no oyó hablar de ti.Aparecerá un viento conocido,entre rancio y dulce repleto de reminiscencias con una renovada fuerza de sonrisa que te arrancará la piel,despacio,roce a roce.Tu piel,un profiláctico,por algo quemabas tras el uso intenso y continuado.Eso nos sirvió,a nosotras nos salvó tu piel de condón sesentero,salimos ilesas de aquella violación mental.Yo tengo nada tuyo,no tengo ni el recuerdo de haber sentido tu verdadera piel,y es que ahora sé que no tenías.Y bueno,el trozo de carne pegado a mi zapato se desprendió al salir para siempre de tu casa,entre el séptimo y octavo paso. Ya no debo seguir contando cómo será tu muerte,me lo estaría inventando,ahí terminó nuestro sueño,somos bastantes.No se sabe cómo terminarás,pero con toda seguridad será ese día ¿Te suicidarás? ¿lo harás instantes antes del inevitable final? tú verás,aunque no siento decir que ni por esas lograrás ser la leyenda que soñaste.

Todo acto tendrá su consecuencia.Nada que ver con castigos divinos,nada que ver con venganzas.Si pasas una hoja afilada por tu piel te cortarás,así va la cosa.

Es la realidad.Puedes intentar rechazarla,manipularla,ocultarla.Podrás fingir que no la conoces e incluso llegar a creer que lo haces.Buscar disfraces,escondites,y dará igual,ella siempre está,siempre ha estado,estará,no hay otra cosa,somos realidad y jamás podrás huir.No podrás esconderte.

Abajo pintura de Edvard Munch.

el envilecido